Lluvia de luz


journey_aaron becker

Aaron Becker. Journey.



Tu tarea
es llevar la vida en alto,
jugar con ella, lanzarla
como una voz a las nubes,
a que recoja las luces 
que se nos marcharon ya.
Ese es tu sino: vivirte.
No hagas nada.
Tu obra eres tú, nada más.

Pedro Salinas, La voz a ti debida.

Dulce travesía, querida mía



river with flowers

Ani



Bajo la tupida bóveda
donde el blanco jazmín
se entrelaza con la rosa
en la ribera florecida
que sonríe a la mañana
despacio
deslicémonos
despacio
sigamos la corriente huidiza
en la ola trémula
que una mano indolente estremece
ven, lleguemos a la orilla
donde el manantial duerme
y el pájaro canta.

Bajo la bóveda espesa,
debajo del blanco jazmín
descendamos juntas...


Dúo de las flores (Sous le dôme épais) [fragmento]. Primer acto de la ópera Lakmé.
Léo Delibes. Libreto en francés de Edmond Gondinet y Philippe Gille.

Feliz Año Nuevo



carson

Carl Larsson. Lisbeth.



La tierra
no lo
sabe:
recibirá
este día
dorado, gris, celeste,
lo extenderá en colinas,
lo mojará con
flechas
de
transparente
lluvia,
y luego
lo enrollará
en su tubo,
lo guardará en la sombra.

Así es, pero
pequeña
puerta de la esperanza,
nuevo día del año,
aunque seas igual
como los panes
a todo pan,
te vamos a vivir de otra manera,
te vamos a comer, a florecer,
a esperar.
Te pondremos
como una torta
en nuestra vida,
te encenderemos
como candelabro,
te beberemos
como
si fueras un topacio...



Pablo Neruda, Oda al primer día del año, [fragmento].

Feliz Navidad

kuznetsov 1969

L. Kuznetsov, 1969.



Ningún hombre que tenga amigos es un fracaso.
(Y gracias por las alas. Con cariño, Clarence)


Qué bello es vivir. Frank Capra, 1946.

Hacer de Papá Noel, al menos un poquito

earth songs

Earth Songs. 1973.



Por supuesto que existe Papá Noel. Sólo que es imposible que una sola persona haga todo lo que hace él. Por eso el Señor ha distribuido el trabajo entre todos nosotros. Por eso todo el mundo es Papá Noel. Yo lo soy. Tú lo eres. Incluso tu primo Billy Bob. Ahora ponte a dormir. Cuenta estrellas. Piensa en la cosa más apacible. Como la nieve. Siento que no llegaras a verla. Pero ahora la nieve cae por entre las estrellas...


Truman Capote, Una Navidad.

Un reino


tadahiro_uesugi


Tadahiro Uesugi



Durante mucho tiempo fueron una de esas nuevas parejas que la gente siempre envidia, una pareja libre de rutinas y mecanismos familiares, incluso de historia, y en las fiestas, cuando conversaban con alguien, ella le cogía a escondidas el pulgar. Por la noche se echaban en la cama y veían la televisión o escuchaban los chasquidos de la escalera sin preocuparse de que León apagara la luz.
Noches con el gran río silencioso. Noches de llovizna. Toda la casa crujía en invierno, y en verano era como Bombay.
A causa de León ya no podían tomar el sol desnudos en el jardín, como hacían William Blake y su mujer, pero ella colocó en el cabecero de la cama un pequeño rótulo donde ponía
Umda, una especie de jefe o rey egipcio, y él sólo llevaba el pantalón del pijama.


James Salter. Todo lo que hay.

Mapas que dibuja el corazón


tadahiro-uesugi-6

Tadahiro Uesugi



Vuelvo a la casa, abro la cancela, la cierro detrás de mí. Su chasquido es agradable. La grava, del tamaño de guisantes, se mueve bajo mis pies y de ella se levanta un polvo liviano, el perfume de la ciudad. Lo aspiro. Empiezo a conocerlo, y también los vecindarios. Una geografía de calles favoritas se va formando en mí mientras duermo.


James Salter. Juego y distracción.

Señor Viento Norte


mat_taylor

Mat Taylor



Mañanas con nubes. Mañanas ventosas. Mañanas de viento negro que corre como agua. Los árboles tiemblan, las ventanas crujen como un barco. va a llover. Al cabo de un rato, las primeras gotas silenciosas aparecen en el cristal. Crecen poco a poco, lo cubren, empiezan a trazar surcos. Todo Autun sometido al frío, la lluvia matutina, las esculturas sobre las verjas romanas primero se vetean y luego se oscurecen, los techos de pizarra relucen ahora, los cementerios, los puentes sobre el Arroux. De vez en cuando, el viento retorna, la lluvia cae oblicuamente, azota las ventanas como arena. La lluvia lo cubre todo, todas las avenidas y empresas, las antiguas glorias de la ciudad. Una lluvia larga y uniforme que me satisface totalmente.


James Salter. Juego y distracción.

Capullos que se abren





erin mc guire

Erin McGuire



La transformación tardó medio año y yo miraba cómo se formaba mi cuerpo del futuro igual que si perteneciese a otra persona. Qué altura tienes, qué número de zapato usas, qué talla de pantalones, de camisetas, me preguntaban en las tiendas y yo no lo sabía porque andaba cambiando de pies a cabeza, y el cambio aún seguía en marcha: tenía un cuerpo de emergencia que me habían prestado. Por la noche, sola en el cuarto de baño, examinaba con detenimiento cada una de las etapas de ese nuevo cuerpo, porque aún era una extraña para mi misma. ¿Llegué a preguntarme cuándo este nuevo cuerpo iba a parar de formarse, cuándo esa yo del futuro se detendría, cuándo estaría preparada, cuándo acabaría la incertidumbre y yo saldría a la luz con un cuerpo nuevo, blanco níveo como las dunas heladas sobre las tierras altas, y me despertaría una mañana de martes en una nueva piel, una mujer en el planeta de los humanos, para asombro de todo el mundo, incluidos los chicos de la clase? ¿Me gustaría ese nuevo cuerpo, les gustaría a los otros?



Audur Ava Ólafsdóttir. La excepción.

Romper las cuentas



teresa jenellen

Terese Jenellen



Presentaba mi ronca reclamación y cuanto más sacrosanta era, más torpe resultaba: le pedía cuentas y jamás debe hacerse entre quien anda en amores. No existe el traicionado, el traidor, el justo y el impío, existe el amor mientras dura y la ciudad mientras no se derrumba.



Erri de Luca. Ayuda, en "El contrario de uno".